Archive for sueños

Encontré un tesoro en mi patio trasero

Cuando era una niña tenia muchos sueños e imaginaba historias. Mi compañerito de aventuras era un primito. Usualmente nos reuníamos a jugar, soñar, crear. Algunos de nuestros pasatiempos era crear bombitas de papel aluminio y cabezas de fósforos; edificar minipiscinas con restos de baldosas y cemento o jugar a los arqueólogos y guaqueros.

Cartagena es una ciudad plagada de historias fantásticas sobre piratas y tesoros, por lo cual mi primo y yo pasábamos horas cavando en el patio con el afán de encontrar un tesoro perdido, una vasija de los indígenas que algún día habitaron estas tierras, o agua de los riachuelos subterráneos.

En mi casa siempre tuvimos animales, entre ellos gatas. Muy frecuentemente estas tenían crías. Algunas veces un gatito moría y nosotros lo enterrábamos cerca a un árbol y le realizábamos velorio por varios días. Después de algunas semanas cavábamos en busca de sus restos y como no estaban o nunca los encontrábamos, entonces decíamos que ya se había convertido en petróleo y que seriamos ricos cuando estuviéramos grandes.

También teníamos miedos, creíamos en fantasmas y espantos. Vivíamos con temor a la oscuridad y a las cosas que podríamos encontrar detrás de las plantas de bananos al ocultarse el sol. Temerosos del hombre del saco (Boogieman) que nos llevaría en las noches si nos acostábamos tarde.

La verdad nunca localicé oro, ni restos de gatitos, ni agua, ni petróleo, pero si encontré un tesoro muy valioso que hasta ahora descubro, el recuerdo de los sueños de mi niñez.